Trastornos de la alimentación

Los trastornos de la alimentación (TCA) engloban varias enfermedades crónicas y progresivas que se manifiestan en la conducta. También puede englobar otro tipo de síntomas como ansiedad, alteración o distorsión de la auto imagen corporal, gran temor a subir de peso, culpa y otra serie de valores a través de la imagen.

También puede traernos obsesión puesto que el alimento se convierte en el eje, a partir del cual gira la vida o mundo relacional de la persona que padece el trastorno. Por lo tanto, la comida se convierte en el centro de los pensamientos y los actos cotidianos.

Este tipo de trastorno hace que la persona se aísle, encierre, sufra cansancio, sueño, irritabilidad, vergüenza, culpa, depresión, agresividad y problemas de autoestima.

Los trastornos de la alimentación más conocidos son: bulimia (episodios de atracón y después vómitos), anorexia (restricción excesiva de alimentos), ortorexia (obsesión por la comida sana), vigorexia (obsesión por el ejercicio físico), trastorno por atracón, etc.

Es muy importante poder tratar este tipo de trastornos y acompañar al paciente durante el tratamiento.