Trastornos de personalidad

El trastorno de personalidad se caracteriza porque la persona tiene un patrón de pensamiento, desempeño y comportamiento marcado, además de poco saludable.

La personalidad es un constructo pscológico que se refiere a patrones o conjunto de formas de comportarse, pensar,  percibir e interpretar la realidad de manera individual, que se ven afectadas por el desarrollo de la persona, las vivencias e interacciones con los demás. Estos patrones cumplen el papel de adaptación al medio y son relativamente estables a lo largo del tiempo, por lo que permite predecir la conducta.

A los diferentes patrones se les denomina clústers y en el trastorno de personalidad hay 3 tipos:

Clúster A: Se caracterizan por patrones de pensamiento y comportamiento excéntricos o extraños.

  • Paranoide.
  • Exquizoide.
  • Esquizotípico

Clúster B: Pensamientos y comportamientos dramáticos, excesivamente emotivos o impredecibles.

  • Antisocial
  • Límite de personalidad.
  • Histriónico
  • Narcisista.

Clúster C: Pensamientos y comportamientos de ansiedad o temor.

  • Evitativo
  • Dependiente
  • Obsesivo-compulsivo